bizcocho de yogur, con las medidas del “vasito de yogur”, probablemente es una de las recetas de bizcocho que más ha pasado de mano en mano. El motivo es que es una receta muy, muy sencilla y fácil de recordar, ya que sólo tienes que acordarte del 1, 2, 3 con las medidas en el orden adecuado: 1 yogur de limón, 1 medida de aceite de girasol, 2 medidas de azúcar, 3 medidas de harina

 

Si no habéis hecho nunca este bizcocho de yogur no dejéis de intentarlo porque es verdaderamente fácil, y bien sea tal cual, o como base de diferentes tartas, toda la familia disfrutaréis de ella.

 

Bizcocho de yogur

 

Ingredientes:

 

1 yogur de limón

1 medida de yogur de aceite de girasol

2 medidas de yogur de azúcar

3 medidas de yogur de harina

3 huevos

1 sobrecito de levadura en polvo o polvo de hornear

Mantequilla o margarina

 

 

La base de esta receta es tomar como medida el vasito de yogur, lo que facilita mucho el tema de los ingredientes. Lo ideal es utilizar yogur de limón porque le da un sabor especial, pero en caso de no tener podríamos utilizar uno natural y poner ralladura de limón para añadirle algo de sabor al bizcocho.

 

Precalentamos el horno a 180ºC.

 

Echamos el yogur en un bol y utilizamos el vasito como medida. Batir los huevos con el azúcar, y luego añadir la levadura con la harina tamizada y el aceite. Utilizaremos la batidora eléctrica, batiendo después de cada adición de un nuevo ingrediente.

 

Cuando tengamos una masa homogenea y fina, volcamos sobre un molde desmontable, al que habremos untado de mantequilla y espolvoreado con harina para que luego resulte fácil desmoldar el bizcocho.

 

Horneamos durante 30-35 minutos a 180ºC, o hasta que veamos que la punta de un cuchillo sale limpia al pinchar en el centro del bizcocho.

 

Desmoldamos y dejamos enfriar.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone